Alarcón (Cuenca)

De vuelta a Madrid desde Peñíscola nos paramos en Alarcón para visitarlo y comer allí. Había oído hablar de Alarcón aunque no me lo imaginaba tan bonito. Lo primero que nos sorprendió fue que estaba situado en lo alto de un peñasco, cuando en los alrededores solo habíamos encontrado llanuras y en un recodo formado por el río Júcar.

Alarcón ha sido declarada Conjunto Histórico Artístico por la belleza de sus monumentos y su entorno, en la villa de Alarcón podemos visitar el castillo, actualmente convertido en Parador Nacional de Turismo, la plaza Mayor dedicada al infante Don Juan Manuel, las murallas, la iglesia de Santo Domingo de Silos, la iglesia de San Juan Bautista y las torres que se sitúan en los alrededores de la ciudad.

Y si después de visitar Alarcón os entra hambre, pues nada mejor que deleitarse con un buen asado de cordero lechal y terminar el banquete con los dulces típicos: los suspiros de Alarcón y Alajú.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s