Sopa de tomate extremeña

                                                                                                                                                                                                                                                                                                         

He aprovechado unos días de vacaciones en familia para hacer algunas recetas tradicionales de Extremadura, mi madre es de Cáceres, esta receta la hice con mi tía Satu, su sopa de tomate es famosa en nuestra familia y siempre que llega el verano esperamos impacientes su sopita. Espero que os guste tanto como a nosotros. Tradicionalmente se acompaña con higos aunque también se pueden comer con melón o con uvas. A nosotras nos fue imposible encontrar higos, sin embargo nos supieron a poco.

Ingredientes (para 4 personas)

  • 1 cebolla mediana
  • 1 pimiento verde italiano
  • 1 kg. de tomates pera maduros
  • 2 dientes de ajo medianos
  • un manojo pequeño de perejil
  • 1/2 cucharadita de pimentón
  • aceite
  • sal
  • agua
  • pan candeal

Preparación

Cubrimos la base de la sartén con un poco de aceite, cortamos la cebolla y el pimiento y los pochamos a fuego lento, cuando estén listos añadimos el tomate que habremos cortado previamente en trozos. Se sigue removiendo hasta que el tomate esté frito después, se machaca en el mortero, el ajo y el perejil y lo añadimos a la sartén  y  la media cucharada de pimentón (si se tiene pimentón de la Vera, mucho mejor). Removemos todo, después agregamos un vaso de agua por persona y se deja cocer unos 15 – 20 minutos. Mientras cortamos el pan candeal (no demasiado pequeño). Para saber la cantidad de pan se puede medir con los platos que se utilizarán después para comer, tenemos que tener en cuenta que el pan crecerá un poco con el caldo de la sopa.

Tradicionalmente el caldo que obtenemos es la base de la sopa, ponemos el pan picado en una cazuela grande de barro y se cala el pan con el caldo. Si por el contrario no nos gusta encontrar trozos en la sopa podemos pasar por el pasa-puré el contenido del caldo de la sopa para que desaparezcan los trocitos de tomate, cebolla, pimiento… Se termina de la misma forma que la anterior, se coloca el pan en una cazuela grande de barro para que quede extendido el pan y se  humedezca mejor, añadir el caldo y dejar reposar durante 10 minutos. Servir y comer.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s